Noticia

Triunfo del Primera Cadete para aspirar a todo

Había que ganar y se ganó. Era un partido de vital importancia por lo que había en juego y el Primera Cadete superó con cierta angustia a un rival directo como el Kasgagorri. Triunfo por 2-1 de los de Gorka Ruiz de Arcaute para auparse a la segunda posición de la clasificación, la que da plaza segura la próxima temporada en la categoría máxima, Cadete Vasca.

La tensión y todo lo que suponía el duelo se palpó desde el inicio. Muchas precauciones y pocos riesgos en uno y otro bando. Había algo más de necesidad en nuestro equipo, dado que los amurrioarras eran segundos antes de empezar el choque. No fue hasta la segunda parte cuando se movió el marcador. Los visitantes se adelantaron con un disparo a portería vacía y desde fuera del área de su delantero, tras una mala salida de nuestro guardameta. Se complicaban las cosas pero restaban casi veinte minutos para el final.

Los nuestros lo siguieron intentado y los cambios surtieron efecto. Si el 0-1 vino precedido de una error de cálculo en la salida del guardameta del Betoño el empate bien se puede decir que llegó de manera parecida. Siete minutos después de que se adelantara el cuadro ayalés llegó el tanto de la igualada. Y es que el portero del Kaskagorri salió al bulto llevándose por delante al delantero del Betoño a la altura de la frontal del área. El árbitro no lo dudo. Penalti y gol de Íñigo Ruiz de Arcaute. 1-1 y todavía diez minutos por jugarse. Siguió acechando la portería rival el Betoño y cuatro minutos después en una falta Marcos, con la colaboración del portero, puso el 2-1.

La alegría se desató en un animado campo de Betoño. De ahí al final sufrimiento para mantener la ventaja puesto que el Kaskagorri percutió en un par de ocasiones por el costado izquierdo, lo que generó cierta inquietud. Cuando el árbitro decretó el final del partido se desató una explosión de jubilo total. Tres puntos ante un rival directo para totalizar 45, uno más que el propio Kaskagorri y dos más que el Ariznabarra.

Restan diez partidos para el final de temporada y sin duda que se hará largo. No hay margen para el error, pero mejor ver la situación desde arriba y que también los contrarios tengan la necesidad de sacar sus puntos. Lo bueno es que ante rivales directos ya no hay que jugar. De momento toca disfrutar unas horas de lo vivido ayer y después a pensar en el siguiente rival, el Etxezarra Zuria, octavo clasificado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies